Pará...¿eso es artesanal?


Todo el mundo habla sobre la cerveza artesanal, pero ¿que significa artesanal?


Cerveza, o birra para los amigos. Una bebida surgida de la combinación de 4 materias primas escenciales: agua, cebada, lúpulo y levadura. 

Hay cerveza en tu casa, en los bares, en el cumpleaños de un amigo, en un asado, en la cancha, en los recitales y hasta en las leyes! Si, lo que leíste. De hecho, en Alemania en 1516 se pasó la primera ley cervecera llamada la Ley de Pureza, que especificaba que la cerveza solo podía llevar esos 4 elementos (te quedaste afuera Leeloo) ¡Ley que se mantuvo vigente hasta 1986! Es por esto, si alguna vez viajaste a tierras germanas, que todas las cervezas allá tienden a ser estilos estándares sin mucho adjunto: Pilsener, Weizen, Bocks. Pero ahora, ¿a qué llamamos artesanal y a que no? 

Obviamente no hay mucha diferencia entre una y otra en lo que refiere al proceso de producción, aunque obviamente si al sabor y la sensación en boca. Hasta me atrevería a decir que las grandes cervecerías utilizan insumos de mejor calidad. La gran diferencia hoy en día entre un vaso de Quilmes Cristal y una pinta de tu artesanal favorita: el pasteurizado y el agregado de aditivos. El pasteurizado es un proceso que mediante calor y permanencia, se esteriliza un producto para prevenir la proliferación de bacterias indeseadas. En otras palabras, mantener a raya los bichitos para que la birra dure más tiempo. Esto se le hace a todas las cervezas envasadas que llamamos “industriales”. Y créanme que es la única diferencia. Personalmente he tenido el privilegio de haber degustado cerveza “industrial” sin pasteurizar y no tiene nada que envidiarle a cualquiera de las artesanales de tu bar. Es otra cosa. Entonces te preguntarás: si es tan rica, ¿Por qué no la venden así? 

Bueno amigo, es una solución de compromiso. Gigantes cerveceros como AB Inbev o CCU no pueden estar moviendo tal cantidad de caudal cervecero que dure tan poco en las góndolas. Acá entran en juego también los aditivos conservantes. 

Para que te des una idea, una vez pinchado un barril, la cerveza ahí dura aproximadamente 7 días asegurando la misma calidad. Si tenés tu paladar afilado, te darás cuenta que hay una diferencia entre la cerveza embotellada y la cerveza de barril.

 ¡Así que cuidado, estimado lector! La cerveza que tomas en tu pub habitual al final no es tan distinta a la que comprabas en el súper. Si estoy de acuerdo con tomar artesanal para alentar el desarrollo de microcervecerías y descubrir nuevos sabores ¡Que sean más los que se la juegan a cumplir su sueño! Pero no dejes de incursionar en marcas que vienen de grandes cervecerías solo porque son “industriales” (nunca desperdicies una Franziskaner o una Guinness fría, por ejemplo). 

Para que sepas, recién el 3 de Febrero de este año se agregó al Código Alimentario Argentino la expresión “Cerveza Artesanal”. Para poder envasar una cerveza con el rótulo “artesanal” debe cumplir con 4 exigencias: 

a)Que no se utilicen aditivos alimentarios (es decir conservantes, colorantes o saborizantes) 

b)Que se encuentre adicionada únicamente con ingredientes naturales 

c)Que la elaboración sea de manera manual o semiautomática 

d)Que en el caso de agregar jugo o extracto de frutas, éstos sean pasteurizados 


Como recomendación, no te dejes guiar por las etiquetas. ¡Siempre elegí por el sabor que quieras disfrutar!

#Cerveza
#CervezaArtesanal
Cerveza
Cerveza Artesanal
¿Qué más te gustaría leer en este canal?

Degustaciones de Cervezas artesanales

Entrevistas a cerveceros

Cómo hacer cerveza en tu casa

Proceso de producción cervecero

Cómo analizar sensorialmente una cerveza

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...